Bien sea si estás pensando comprar un deshidratador de alimentos o ya tienes uno pero quieres saber cómo aprovecharlo al máximo, en mejoresopiniones.org te enseñamos cómo sacarle el máximo rendimiento.

Incluimos a continuación todo lo que tienes que saber sobre los deshidratadores de alimentos. Empezando por sus funciones básicas, consejos para escoger un deshidratador y también toda la información que necesitas para comprender el proceso y los resultados de deshidratar alimentos.

Prepárate para llegar a conocer a fondo a esta genial herramienta que llega a modernizar todos los hogares con comidas deliciosas y mucho más saludables. No te querrás perder ninguna oportunidad para mejorar tu experiencia usando cualquier tipo de deshidratador de alimentos, porque además te recordamos que no solo encontraras miles de modelos en el mercado, también es una herramienta que se puede hacer en casa.

¿Para qué sirve el deshidratador de alimentos?

En pocas palabras el deshidratador de alimentos es un electrodoméstico que extrae el agua contenida en el interior de los alimentos. Pero ¿qué significa eso? ¿Por qué querrías usar un deshidratador de alimentos? Las explicaciones son muy variadas y encontrarás muchos motivos en este breve artículo.

Si te preguntas exactamente qué es lo que hace un deshidratador de alimentos, te podemos decir que mediante un sistema de aire caliente, estas máquinas extraen la humedad y el agua que se encuentra concentrada dentro de todos los alimentos. Esto cumple muchas funciones y ofrece muchas ventajas, principalmente podemos decir que el deshidratador de alimentos sirven para conservar estos alimentos pero manteniendo todos los nutrientes, creando así bocados deliciosos y saludables para cualquier ocasión.

Guía de compra para deshidratadores de alimentos

Previamente comentamos que existen deshidratadores de alimentos caseros o manuales y deshidratadores eléctricos. En el caso que te decidas por la opción eléctrica, más moderna y cómoda obtendrás muchas ventajas. Los deshidratadores eléctricos son fáciles de usar y limpiar, son cómodos y ofrecen resultados muy precisos. Pero no te confíes, siempre hay unos productos más eficientes que otros y algunos que ofrecen funciones que consideres imperdibles u otras innecesarias.

Todo depende de tus preferencias personales, pero al momento de seleccionar un deshidratador de alimentos eléctrico, te recomendamos que prestes atención a los siguientes puntos:

  • Capacidad: es decir, el espacio que ofrece para los alimentos. El proceso puede durar muchas horas, por lo que es mejor trabajar con la mayor cantidad de alimentos posibles al mismo tiempo.
  • Potencia: esto es esencial, puedes determina qué tan rápido estarán listos tus alimentos. Popularmente se consideran 240 w como suficiente. Pero también ten en cuenta lo que significa para ti con respecto al consumo eléctrico.
  • Proceso de limpieza: no querrás un producto que al finalizar el proceso resulte muy molesto para limpiar y te desanime volver a usarlo. Por ejemplo, se recomiendan modelos de superficies lisas, que las partes puedes ser llevadas al lavavajillas, buen plástico y que los detalles en acero sean inoxidables.
  • Funciones adicionales: estas son las cualidades que dependen de la marca y el modelo y que escogerás de acuerdo a la importancia que personalmente les des, puede ser que te logren convencer acerca de un producto específico. Por ejemplo, temporizador, apagado automático, control de temperatura, silencioso, base antideslizante, número de bandejas, etc.

¿Qué ventajas ofrece deshidratar los alimentos?

Como ya mencionamos previamente, deshidratar los alimentos es retirar la humedad de su interior, esto funciona para conservarlos y mantener el valor nutricional. Pero hay mucho más que esconden estas dos ventajas junto con otras tantas cualidades que presentan los alimentos deshidratados para convencerte que se trata de una magnífica opción para tu salud y para tu paladar.

Estas son las principales ventajas que ofrecen estos productos:

  • Sobre el proceso de conservar los alimentos: al extraer la humedad, obtenemos condiciones necesarias para que los alimentos se conserven el mayor tiempo posible, manteniendo la misma calidad.
  • ¿Se conservan los nutrientes? Totalmente. Se podría decir que es la principal ventaja. Está 100% comprobado que los alimentos deshidratados son mucho más saludables, se conservan todas las vitaminas en su interior.
  • ¿Se conserva el sabor? ¡Así es! Es común que las personas duden sobre el sabor de los alimentos deshidratados, pero en realidad, resulta que los sabores se ven intensificados en cada caso. Por ello muchas personas utilizan las yogurteras para crear yogures de alta calidad con los alimentos deshidratados.
  • Resultados versátiles: una vez que obtengas los alimentos deshidratados te darás cuenta que tienen muchos usos y presentaciones posibles. Son bocadillos tanto sofisticados como muy prácticos y simpáticos. Está llenos de sabor y listos para cualquier ocasión.

¿Qué alimentos se pueden deshidratar?

Esta es una pregunta muy común pero la respuesta no es muy simple… pues, puedes deshidratar casi cualquier tipo de alimentos! Suena un poco increíble y hay que tener ciertas consideraciones para cada caso, pero básicamente el sistema funciona con una variedad inmensa de alimentos, desde frutas y vegetales hasta pasando por las carnes.

Como hemos mencionado, depende enteramente del modelo que escojas, pues la potencia es determinante en los resultados, sin embargo siempre se recomienda depositar en las deshidratadoras de alimentos pedazos pequeños y cortados algo finos pero obtener mejores resultados.

 

Los alimentos más populares para preparar con una deshidratadora son sin duda las frutas, pues resulta muy práctico poder conservarlas por mayor tiempo, intensificas el sabor y también el valor nutritivo de cada fruta.

Incluyendo manzanas, limón, naranja, tomate, plátano y mucho más.

Igualmente se puede trabajar con vegetales como papas, pepino, zanahorias y muchos otros. Y sin duda alguna puedes probar con finos cortes de carne, pollo o pescado. Entre las recetas más populares por ejemplo encontrarás que puedes preparar unos deliciosos chips de manzana o de patata. Los resultados serán siempre tan saludables como deliciosos y originales.