Receta de gofres belgas caseros

Gofres caseros cómo hacerlos
5 (100%) 1 vote[s]

Los gofres belgas son una comida extremadamente popular, se han extendido por todo el mundo bajo distintos nombres, distintas formas y colores. Han sido acompañados con cualquier variedad de opciones y han sido transformados para satisfacer cualquier preferencia. Pero bajo todas las modificaciones, detrás de la popularidad, sean caseros o de alta cocina, los gofres tienen un único origen, y este nos remite a Bélgica.

Sin embargo, si deseas probar un autentico gofre belga, te presentamos a continuación un secreto que no incluye un viaje al país que creó este plato que nos ha enamorado. Se trata de una deliciosa receta de excelente calidad de gofres belgas tradicionales hechos en una gofrera. Sin grandes complicaciones, unos pocos ingredientes, unos pocos minutos y unos resultados que seguramente no decepcionarán a nadie. Es simplemente una receta que debes intentar.

Los versatilidad de los gofres belgas

Como hemos mencionado, los gofres son originarios de Bélgica y son una comida muy popular por su forma de rejilla, su color dorado y su contextura deliciosamente crujiente. La gofrera, por su parte es un instrumento compuesto por dos placas metálicas con las que se presiona la mezcla de gofres, cocinándolos e imprimiendo en ellos un relieve cuadriculado que es característico de esta comida.

gofres-belgas

Los gofres son un plato muy versátil, que se pueden disfrutar en cualquier momento del día, pues pueden ser acompañados de variantes dulces o saladas, frutas, helado, mermelada, todo es posible. Incluso se experimenta con la mezcla, consiguiendo gofres saludables, veganos, unos más dulces, algunos más crujientes y muchas más variaciones que todos quisiéramos probar.

Esto no es algo del todo difícil, pues la herramienta más importante para preparar cualquiera de estas recetas, la gofrera, se ha comercializado y popularizado cada día más. Hoy en día incluso existe ya una gran variedad de gofreras eléctricas, cada día más modernas, que han hecho de estas preparaciones una tarea mucho más sencilla y agradable. Y lo más importante, ahora tú también puedes preparar unos clásicos gofres Belgas desde la comodidad de tu hogar.

Ingredientes para esta preparación

Cuando se intenta hacer un plato con una historia tan extensa y una popularidad en aumento, puede ser difícil conseguir una verdadera receta tradicional u original. Pero esto no debe ser un problema. Te presentamos a continuación la lista de ingredientes básicos que necesitarás para conseguir uno gofres belgas de los que sin duda alguna te enamorarás.

Esta receta ha sido diseñada para que estés listo en un tiempo de tan sólo 30 minutos aproximadamente. Y es suficiente para 8 porciones, aunque puede variar dependiendo de la medida que utilices. Ahora veamos los ingredientes:

  • Harina: 250 gr.
  • Leche: 375 ml
  • Mantequilla, previamente fundida: 90 gr.
  • Azúcar: 70 gr.
  • Huevos: 2
  • Esencia de vainilla: 5 ml.
  • Polvo para hornear: 4 cucharaditas

Procedimiento para preparar la masa

Una vez que tengas preparados todos los ingredientes y tu gofrera de preferencia, ya no falta más que empezar a preparar estos deliciosos gofres. Este es un procedimiento verdaderamente sencillo y si prestas atención a la siguiente descripción del método paso por paso, te darás cuenta de lo fácil que es conseguir una masa para gofres belgas de un sabor maravilloso y una apariencia igualmente atrayente.

  1. En primer lugar debes preparar los huevos. Vamos a separar las yemas y las claras y reservar las yemas. Luego las claras se deben batir vigorosamente hasta conseguir que estén a punto de nieve. Una vez conseguido un resultado satisfactorio, igualmente se reservan.
  2. Ahora se deben tomar las yemas, previamente separadas de las claras, y empezar a batirlas manualmente, agregando la mantequilla de forma gradual y manteniendo el proceso de batir.
  3. A esta misma mezcla se debe ir incorporando de manera progresiva la leche, el azúcar y también la esencia de vainilla. Todo mientras continúas batiendo hasta lograr que todos los ingredientes estén bien integrados en la preparación.
  4. En un recipiente nuevo, se deben mezclar la harina y el polvo de hornear, integrándolos bien.
  5. A esta sencilla mezcla se incorpora gradualmente la preparación líquida que ya habíamos hecho previamente (es decir las yemas con la mantequilla, la leche, azúcar y esencia de vainilla). Integra esta masa con cautelosos movimientos envolventes, de forma constante hasta que ambas mezclas se integren bien y el resultado final no tenga grumos.
  6. Retomamos la preparación de las claras a punto de nieve y la integramos a la otra mezcla, de nuevo haciendo uso de cuidadosos y persistentes movimientos envolventes hasta que todo se encuentre integrado de forma uniforme.
  7. Finalmente se prepara la gofrera, engrasándola si es necesario para evitar que la mezcla se pegue, y se añade la mezcla. Esta se deja cocinando alrededor de 5 minutos y listo. Ya tienes unos perfectos gofres listos para disfrutar.

preparacion-de-la-masa-de-los-gofres-belgas

Presentación de los gofres belgas

Al inicio de este articulo comentamos sobre lo versátiles que son los gofres belgas. Específicamente nos referimos a que pueden ser disfrutados con una variedad de acompañantes que les dan el carácter para ser presentados durante cualquier momento del día. Además se puede experimentar con la preparación original, si se desean algo menos dulces o también se pueden conseguir recetas veganas u otras variaciones saludables.
Si te apetecen gofres para algún desayuno pues puedes escoger un acompañante salado, por ejemplo con aguacate, huevos, bacon o queso crema. Y si buscas algo más dulce las posibilidades son ilimitadas.

Los gofres lucen excelentes espolvoreados con cacao en polvo o azúcar glas por encima. Y también se recomienda añadir chocolate, helado o alguna mermelada de tu preferencia. Todo es posible con esta sencilla y encantadora receta.

Sé el primero en comentar

Escribe un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*